Listeriosis y el seguro de Responsabilidad Civil

PorZapata

Listeriosis y el seguro de Responsabilidad Civil

¿Qué es la listeria?

La Listeria monocytogenes es una bacteria que se desarrolla intracelularmente y es uno de los patógenos causante de infecciones alimentarias más violentos, con una tasa de mortalidad del 20-30%.

¿Cómo prevenir la listeria?

Las medidas para prevenir la listeriosis son similares a las de otras enfermedades transmitidas por los alimentos. Una buena higienización, almacenamiento y cocción reducen el riesgo de infección. Otros consejos son:

  • No beber leche sin pasteurizar
  • Mantener las carnes crudas, pescados y marisco y vegetales separados de los alimentos cocinados y los listos para consumir.
  • Lavar frutas y verduras.
  • Consumir los alimentos perecederos tan pronto como sea posible.

¿Quién es responsable?

Según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios los productores serán responsables de los daños causados por los productos que  fabriquen o importen, incluyéndose los fabricantes, proveedores, vendedores, manipuladores y demás agentes que intervienen en la cadena de suministro.

Ya esté envasado o vendido al corte, el responsable es el fabricante, aunque en primer lugar nos tengamos que remitir al distribuidor o vendedor de esta carne.

¿Cómo ayuda el seguro de Responsabilidad Civil en estos casos?

Ante un episodio como este, a falta de toda la información sobre el mayor episodio de listeria en España, se hace más que patente la importancia del seguro de Responsabilidad Civil para empresas, y además que esté correctamente asesorado.

En un caso de intoxicación, el seguro de Responsabilidad Civil deberá tener incluida la cobertura de Productos, o de lo contrario la empresa tendría que responder con su patrimonio.

En segundo lugar, debe contar con un capital suficiente para hacer frente a las reclamaciones, ya que por intoxicaciones éstas pueden ser numerosas y la póliza solo llegará hasta el límite contratado.

El seguro de Responsabilidad Civil no es solo una protección para la empresa y su patrimonio, sino también para los consumidores perjudicados que podrían no cobrar las indemnizaciones correspondientes si la empresa es incapaz de hacer frente a ellas y se declara insolvente.

Relacionados:

Sobre el autor

Zapata administrator

Deja un comentario